miércoles, 28 de abril de 2010

LEE FALK

Retrato de 1939 (The Leon Mandrake Memorial Web Page).


El mago Leon Mandrake (arriba) y el guionista Lee Falk (abajo)




Hay en Lee Falk hechos incuestionables y detalles que entran en el terreno de la magia, privativo del mago Mandrake, uno de los dos personajes de tira ilustrada a los que Falk debe su lugar entre las leyendas del comic. Es un hecho, por ejemplo, que las obras de este escritor nacido en Saint Louls (Missouri) se publican en 45 países y las leen 100 millones de personas. Es un hecho que Mandrake, nacido en 1934, y el Hombre Enmascarado, de 1936, son las historietas más antiguas que aún salen de la mano de su creador. Por lo que se refiere a la magia, hasta hace unos años, las enciclopedias del comic daban el año 1905 como fecha de nacimiento de Lee Falk, pero él confiesa 75 años de edad y no es hombre que se equivoque con las fechas.

Cambios Mundiales

"Es cierto", dice Falk, "que las circunstancias han cambiado radicalmente desde que Mandrake y el Hombre Enmascarado aparecieron. Entonces, en América, estábamos en el New Deal con Roosevelt y ustedes tenían una revolución y una guerra civil. Ahora, incluso el mundo que surgió de la Segunda Guerra Mundial está cambiando y han pasado cosas, buenas y malas, que hacen palidecer las más atrevidas fantasías del comic. Yo hago todo lo posible por mantener vivos mis personajes, al igual que lo hago por mantenerme vivo yo, y ya hace una buena temporada que rondamos. Desde luego que los cambios de la vida han afectado mi obra. Fenómenos como las drogas, el terrorismo, los secuestros aéreos, las mareas negras o la contaminación del medio ambiente a gran escala han aparecido en mis historietas porque la realidad lo exigía, aunque siempre he tratado de mantener una línea progresista en el tratamiento de los temas; por ejemplo, el Hombre Enmascarado no mata a nadie, ni personas ni animales, si no es en último extremo. Ésa es una cuestión de principio"."Ahora hago los guiones y tengo un equipo que dibuja, al que doy instrucciones precisas sobre cómo quiero que sea cada viñeta. Una de las razones por las que dejé de dibujar, hace ya varios años, fue por mi trabajo como director y productor teatral. He dirigido unas 100 obras y he producido cerca de 300. También estrené alguna propia, pero sin mucho éxito".

Anécdotas

Hablar con Falk no es sólo un privilegio para el aficionado al comic, pues, al igual que hace con sus historietas, el autor entrevera sus respuestas con anécdotas de personajes como Fellini ("cuando nos encontramos", cuenta, "me dijo que en su juventud había hecho una aventura pirata del Mago Mandrake y que había tenido mucho miedo de que mis editores le demandaran. Yo le dije que lo único que quería era una copia dedicada") o Alain Resnais. "Uno de los mayores elogios que he recibido fue cuando leí una entrevista con Resnais en Time Magazine, después del estreno de El año pasado en Marienbad, en la que contaba que para la estructura deflashbacks y regresos al presente de la película se había inspirado en Mandrake", dice Falk."En efecto, el mayor problema es inventarse historias novedosas y atractivas", explica Falk, pero lo hago como cualquier escritor, inspirándome en lo que leo, en algún titular de periódico, en un poema -el nombre de Mandrake [mandrágora] lo tomé de un soneto de John Donne- o en lo que veo, pues viajo mucho por todo el mundo. Debo haber hecho mil historias de Mandrake y otras tantas del Hombre Enmascarado, lo que equivale a unas 2.000 novelas cortas y creo que en los últimos años las hago más realistas, aunque sólo sea porque la realidad supera a veces la inventiva".

J.J. Navarro Arisa (El País, Barcelona, 18/05/1990).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada